Ventajas para los empleados: las empresas optan por el home office en lugar de la compensación salarial

En el periodo post-pandémico, la estrategia de las empresas ha cambiado: ahora apuntan más a equilibrar la vida personal de sus empleados con su vida laboral que a aumentar sus salarios.

El menor número de contagios de Covid 19 y la progresiva apertura de actividades en el país han llevado a las empresas a analizar qué aspectos organizativos resultaron ser excepcionales durante la pandemia y cuáles deben mantenerse, al menos a medio y largo plazo.

En particular, una estrategia diferente de beneficios sociales para los trabajadores al volver a la «nueva normalidad».

Mientras que hasta marzo de 2020, cuando estalló la pandemia, estos beneficios solían consistir en una compensación para complementar el salario, ahora, en cambio, más empresas se inclinan por medidas no compensatorias destinadas a ayudar a los empleados a encontrar un mejor equilibrio entre su vida personal y profesional.

Según una encuesta realizada por el Grupo Gestión y CIO Research entre más de 60 empresas que operan en Argentina y que producen bienes y prestan servicios, el 65% de las empresas encuestadas están dispuestas a brindar este tipo de beneficios.

«Antes de la pandemia, el 43% de las empresas tenía una estrategia de beneficios orientada a complementar los salarios, el 39% a retener el talento en la empresa y el 35% a atraer especialmente determinados perfiles», comenta Juan Pablo de Mendonça, director de RRHH de Grupo Gestión.

En este sentido, los elementos más utilizados para poner en marcha esta estrategia se centraron en ofrecer un servicio de prepago, facilitar el desarrollo profesional a través de la formación y, en tercer lugar, ofrecer cierta flexibilidad de horarios.

«La pandemia ha cambiado la estrategia y los ámbitos en los que se está aplicando», explicó de Mendonça. «La principal preocupación ahora es que los trabajadores puedan lograr un mayor equilibrio entre su actividad personal y su trabajo, por lo que la flexibilidad horaria es ahora la preferida por más de la mitad de las empresas y el home office es un beneficio en ocho de cada diez empresas», dijo.

De hecho, el 92% de las empresas que ofrecen productos y el 73% de las que venden servicios ofrecen home office. Le sigue la flexibilidad horaria, elegida por el 50% de las primeras y el 67% de las segundas. En tercer lugar está la formación como beneficio añadido, elegida por el 32% de las empresas que ofrecen productos y el 33% de las que ofrecen servicios.

Además, el 27% de las empresas del sector de bienes ofrecen jornadas flexibles (más allá del convenio), lo que es ofrecido por el 33% de las empresas de servicios. Por último, la cobertura de los costes de creación de una oficina en casa es elegida por el 20% de las primeras y el 40% de las segundas.

Debido a los cambios en el mercado laboral, entre siete y ocho de cada diez empresas han tenido que cambiar sus estrategias de beneficios sociales, pasando el papel principal de las empresas que ofrecen servicios de atraer a los empleados a retenerlos, mientras que para las empresas que ofrecen productos se ha pasado de complementar el salario a la conciliación, según el estudio.

Grupo Gestión cree que «es posible que con la vuelta a la normalidad, la oferta de beneficios cambie un poco para adaptarse a la nueva realidad, pero algunos elementos como la flexibilidad y el home office seguirán siendo diferenciadores para muchas empresas».

Fuente: www.cronista.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *